El camaleón del adobe

CAMILA KRAUSS*

 


 

para Elsa Cross

 

I

En tanto me sumerjo en el agua azul de la piscina
un camaleón camina por la luz ultravioleta

Cambia el adobe y las nubes,

pero no la cresta roja del camaleón.

 

II

Tan pequeñas escamas
tan distinto al limón
formas de saciar la sed…

Sin párpados como la fruta, camaleón

mirándonos llorar
sal de la tierra.

 

III

El relámpago no tiene más poder que un hueledenoche
Al abejorro no le importa ser sordo, su flor es la mañana.

Camaleón mueve su ojo

su presencia es un campanario.

Es domingo
El jardín no espera por el periódico.

 


* Es poeta y editora. Estudió Letras Hispánicas en la Universidad Veracruzana. Ha sido becaria del Fonca, del Instituto Nacional de Bellas Artes y de la Fundación para las Letras Mexicanas. Ha colaborado en Sábado, Tierra Adentro y el Periódico de Poesía de la unam, entre otras. Es autora del libro El ábaco de acentos (Ediciones Sin Nombre, 2008).